Ideas útiles para no despedir a los empleados de tu hotel

Consejos para no despedir a tus empleados

Si piensas despedir a los empleados de tu hotel, lee esto primero.

Tristemente, la situación global actual provocada por el COVID#19 ha orillado a grandes cadenas hoteleras a despedir a sus empleados, sin importar el tiempo de antigüedad. De un día para otro, cientos de despidos se han sucedido, uno tras otro, como un recurso desesperado por parte de los directivos para aligerar la crisis del sector turístico. De igual manera, es preocupante que esto se esté dando en mayor medida en México, un país en el que los contratos distan mucho de proteger a los trabajadores.

En tiempos de crisis, los despidos están directamente relacionados con el evento catastrófico, en este caso, la pandemia. Y debido a que en el ramo del turismo no todo puede manejarse de manera remota sino que exige la presencia de su personal, el problema se agrava.

Nuevamente, esta es una difícil decisión a la que han tenido que enfrentarse cadenas hoteleras de gran alcance, por lo que en el caso de los hoteles pequeños y boutiques todavía hay medidas que pueden implementarse para evitar los despidos a empleados y salir victoriosos.

Los despidos, por ende, deben ser la última instancia a la cual recurrir.

Comunicación directa, constante y clara. Actualmente, no existe una sola persona que desconozca lo que está pasando en el planeta, por lo que el hermetismo dentro de la empresa es inadmisible. Llegados a este punto, la mayoría de los hoteles, grandes y pequeños, han cerrado sus puertas, por lo que una buena idea para buscar soluciones óptimas así como medidas responsables, es realizar un estatus diario con tus empleados para comentar la evolución del problema y descartar que alguien presente síntomas. Esto puede llevarse a cabo vía videollamada o por Hangouts.

Crear una red de confianza y apoyo para cada uno de los empleados por igual le dará un valor agregado al hotel y hará que todos se sientan identificados con la empresa, pues está al tanto de ellos.

Contempla todas las posibilidades. De mejor a peor, contempla los escenarios posibles con la idea en mente de que evitar despidos será la mejor estrategia para tu negocio. Estas opciones pueden oscilar entre las más obvias y las menos obvias, ¡cada idea y plan secundario cuentan! Las acciones pueden ser: negociar con los empleados que puedan desempeñar sus tareas la modalidad del trabajo remoto, cambiar jornadas a medio tiempo y ajustar los salarios (en caso de que la medida sea temporal, asegurando que los sueldos previos se restablecerán pasada la crisis). Es conveniente tanto para el empleado como para tu empresa llegar a un acuerdo provisional.

Un buen consejo es balancear la reducción de salarios y procurar que esta sea menor en los empleados que, por edad o condición económica, sean más vulnerables. En estos casos, puede darse una reducción de 5% a 10%.

Apóyate en otras tecnologías. Hoy en día, existen un sinfín de herramientas y tecnologías que pueden ayudar a hacer el trabajo más llevadero y organizado; el estar conectado en tiempo real supervisando lo que tus empleados realizan, asimismo administrar sus proyectos y tareas es muy fácil y sencillo. Buscar un refuerzo en estas plataformas (Podio, Slack, entre otras) hará que durante la crisis no se pierda la comunicación ni el avance.

Vacaciones adelantadas. Leíste bien, con fin de evitar a toda costa un despido, la empresa puede negociar con sus empleados que se cambie el periodo acordado de vacaciones y se ajusten los días de descanso a la cuarentena actual. De esta forma, al volver al trabajo y ritmo normal, contarás con todo tu personal de confianza hasta que todo marche viento en popa, igualmente te representará menor gasto. Es muy probable que no todos tus empleados accedan a este acuerdo, habrá quienes querrán tomar sus vacaciones en el tiempo establecido, por lo que deberás presentar distintas opciones hasta llegar a un punto medio.

Mantén la calma. Este consejo puede parecer evidente y no de gran ayuda, ¡pero te equivocas! Por más turbios que se vean los meses venideros en este 2020, la ayuda económica por parte del gobierno y de inversores podría venir en camino. El sector es responsabilidad de todos, y entre todos puede levantarse. El futuro cercano será un buen momento para comenzar a considerar alianzas con otras empresas y cadenas hoteleras.

Un líder está obligado a tomar responsabilidad y decisiones inteligentes para mantener a flote tu compañía. Dicen que las crisis sirven para demostrar de qué estamos hechos y levantarnos más fuertes que antes. Y aquellos que saben manejar las turbulencias y reducir el impacto negativo en su economía de una manera clara y, sobre todo, compasiva y empática, cosecharán más pronto que tarde los frutos de su esfuerzo.

Compartir artículo: